martes, 14 de febrero de 2017

Sobre All that Outer Space Allows, Ian Sales y la CF feminista

He estado pensando mucho antes de escribir este artículo y lo he consultado con muchas personas antes de publicarlo porque me da miedo que vaya a ser malinterpretado por alguien, como creo que lo fue el tristemente notorio tuit del que surge todo esto. Por ello, os pediría que me concedierais el beneficio de la duda, leyerais todo el post y si luego pensáis que estoy equivocado o que voy mal encaminado, me lo digáis para que pueda rectificar.   

Vaya por delante que no es mi intención ofender a nadie (pido disculpas de antemano en caso de hacerlo) ni, menos aún, menoscabar las obras (feministas o no) escritas por mujeres. Todo lo contrario. De hecho, creo que la influencia y relevancia de autoras como James Tiptree Jr. (Alice Sheldon), Joanna Russ y Octavia Butler, o, más recientemente, Kameron Hurley, Anne Leckie y Ada Palmer, por citar solo unas pocas, es absolutamente vital e indispensable para la ciencia ficción. También quiero señalar que tengo claro que sé muy poco de ciencia ficción feminista y que quien quiera conocer del tema hará mucho mejor en leer a autoras como la gran Lola Robles.

Sin embargo, sí que me gustaría extenderme un poquito sobre el dato que quería aportar el pasado domingo en Twitter, en la creencia (que sigo manteniendo) de que podría ser interesante para quien esté interesado en el tema de la ciencia ficción feminista en particular y del papel de la mujer en la literatura de ciencia ficción en general. Permitidme que cite completa una frase, precisamente de Lola Robles, que es a la que me refería en el tuit (la frase viene de este interesante artículo escrito por Beatriz de Vera): 
“No creo que exista específicamente una ciencia ficción feminista creada por hombres, pero algunos autores como John Varley, Samuel Delany o China Mieville hacen un tipo de literatura cercana muy interesante. Son autores comprometidos que muestran sociedades y personajes complejos, nada idealizados”, reflexiona.
La verdad es que nunca me había planteado seriamente la cuestión de si hay hombres que escriban CF feminista, pero inmediatamente me vino un nombre a la cabeza: Ian Sales, escritor británico conocido en España especialmente por su novela corta Adrift on the Sea of Rains, traducida e incluida en la antología A la deriva en el mar de las lluvias y otros relatos.  

Ian Sales, a quien tuve el placer de entrevistar junto a Leticia Lara hace algún tiempo, es, entre otras cosas, el creador de SF Mistressworks, un blog que lleva desde 2011 trabajando por la visualización de las escritoras de ciencia ficción. Como dice en su presentación (traducción libre):

Este blog pretende ser un recurso que proporcione reseñas de libros de ciencia ficción escritos por mujeres. Con ello se demostrará que: 
a) las mujeres han estado escribiendo ciencia ficción desde los comienzos del género, 
b) muchos de sus libros deberían ser considerados como clásicos, y
c) muchos de sus libros son, de hecho, mejores que los "clásicos" escritos por hombres en la misma época, y al menos han envejecido mejor. 
Una contundente declaración de intenciones que no solo se refleja en los contenidos del blog (que cuenta colaboraciones de mucha otra gente, no solo del propio Sales) y en su actividad en Twitter, sino, y a esto venía principalmente mi tuit, en su obra de ficción, especialmente en All that Outer Space Allows, cuarta y última parte de su Apollo Quartet (la primera es A la deriva en el mar de las lluvias), pero que puede ser leída perfectamente de forma independiente del resto. 

No es mi intención en este artículo hacer una reseña al uso de All that Outer Space Allows, sino solo recomendarlo como una lectura que creo sinceramente que puede gustar (mucho) a cualquier persona interesada en la ciencia ficción feminista y en las obras de ciencia ficción escritas por mujeres, así que me limitaré a un par de apuntes breves.

Creo que una forma rápida pero bastante precisa de describir lo que podéis encontrar en All that Outer Space Allows es pensar en una mezcla entre la película Figuras ocultas (que es estupenda, por cierto; si no la habéis visto os la recomiendo totalmente), la vida de Alice Sheldon y el famoso How to Suppress Women's Writing, de Joanna Russ. De hecho, en la novela corta se mezcla el desarrollo del programa espacial americano con una ucronía en la que la ciencia ficción es un género literario escrito única y exclusivamente por mujeres. 

Podría intentar explicar por qué esta obra de Sales me parece, a la vez, inteligente y muy, muy relevante para el tema del papel de la mujer en la literatura y, en general, en cualquier ámbito de la vida, pero el jurado del Premio James Tiptree Jr. (que concedió a All that Outer Space Allows una mención especial entre las obras publicadas en 2015) ya lo ha hecho mucho mejor que yo (de nuevo, traducción libre):

Esta novela postula una ucronía en los Estados Unidos de la década de los 60 en la que la ciencia ficción es escrita y leída casi exclusivamente por mujeres, aunque la carrera espacial sigue siendo un campo dominado por los hombres. Además de servir como una reflexión sobre lo que significa ser una escritora de ciencia ficción casada con un astronauta en ese mundo alternativo, el libro también nos recuerda de las mujeres escritoras de nuestro pasado a través de la correspondencia ficticia de la protagonista principal son las escritoras de ciencia ficción reales de su época.  
Espero, en este medio que se presta mucho más a los matices y a los detalles que los escasos 140 caracteres de Twitter, haber conseguido explicar un poco mejor por qué mencioné a un hombre, Ian Sales, citando un artículo que hablaba sobre literatura escrita por mujeres. Reitero mis disculpas si he ofendido a alguien y, en cualquier caso, si aún consideráis que estoy equivocado (que seguramente lo esté) y que hago daño a la causa de la visibilidad de las autoras de ciencia ficción, os pediría humildemente que, primero, perdonarais mi torpeza y, segundo, os olvidarais por un momento de que Sales es un hombre y le dierais una oportunidad a All that Outer Space Allows. Si os gusta la ciencia ficción y sois feministas, creo sinceramente que os va a interesar.

12 comentarios:

  1. A mí me sigue fascinando el nivel de cacao mental que tienen algunos, y sí, algunas. Todo este artículo está muy bien, muy completo y claro, pero de verdad que basta con un tuit, UNO, para dejar zanjar la discusión.

    La literatura feminista no la escriben solo mujeres.

    Ya está. Y me sobran un huevo de caracteres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Cristina. A mí me falta esa capacidad de concisión y esa claridad, pero al menos con un poco más de espacio espero haberme explicado un poco mejor.

      Eliminar
    2. No te habías explicado mal en absoluto, en mi opinión.

      Lo que pasa es que a veces vamos muy quemadas, y después de aguantar carros y carretas le estampamos cinco dedos en la cara al primero que dice "buenos día". (¿"Buenos"? ¿"BUENOS"?)

      Eliminar
  2. Genial, como siempre. Si no fuera por este blog me habría perdido grandes obras de la ciencia ficción escritas por mujeres, por hombres y, en un futuro cercano, por IAs con ganas de escribir. Muchas gracias por todo Elías y sigue hablando de todo lo que te gusta sin pensar en las consecuencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de no pensar en las consecuencias dalo por hecho, que me sale de serie. Lo otro ya va a ser más difícil ;)

      ¡Gracias!

      Eliminar
  3. Habiendo leído el intercambio de tuits que generó el problema, creo que Cristina explica muy bien la situación que lo provocó. Desde mi lado de la barrera, puedo ver actitudes tan deplorables por parte de algunos hombres hacia las mujeres que defienden posturas feministas, o simplemente exponen su opinión, que no me sorprende que algunas de ellas ya salgan a las redes sociales con el hacha desenfundada.

    Pero es de lamentar, porque esta situación nos hurta un intercambio de ideas que pueden ser muy interesantes. Seguro que es complicado que un hombre pueda llegar a ponerse enteramente en la piel de la experiencia de una mujer en lo que respecta a la desigualdad y el machismo cotidiano, y entiendo los planteamientos que dicen que la mujer debe liderar la batalla del feminismo. Pero aunque sea en tercera persona, estoy convencido de que habrá escritores varones capaces de sensibilizarse con esa situación y con ganas decir algo al respecto. Si lo que dicen es procedente o no, lo dirá al final la propia obra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Luis. Estoy seguro de que nadie mejor que una mujer para plasmar ese tipo de experiencias. Lamento el malentendido causado por mi tuit, y espero haber aclarado mis motivos con esta entrada. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  4. Ya es bastante triste que haya quien todavía mira el genero de quien escribe un libro. Gracias por tenernos al día de tantos magníficos libros que si no nos perderíamos y por tu magnífico artículo. No te disculpes por intentar contribuir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Bueno, por desgracia aún hay gente que lo mira y lo desprecia, casi siempre si el autor es jna mujer. Es triste, pero real :( Por eso creo que es importante el esfuerzo de todos los que intentan mejorar la situación.

      Eliminar
  5. Me sabe mal que hayas tenido unos días tan movidos por una sacada de contexto. Y muchas gracias por la aportación de Ian Sales, buscaré All that Outer Space Allows, que la premisa es interesante.

    Así un poco por comentar el artículo de Beatriz de Vera en sí, creo que da pie a mucha confusión mezclar varias cosas:
    1) La ciencia ficción que trata el tema del género (Ancillary Justice, que no me parece feminista pero sí habla del papel del género, por ejemplo, en el lenguaje). Que una obra trate el tema del género no significa que tome una posición activista. Me encanta Tanith Lee y su Biting the sun, donde la gente cambia de género continuamente sin consecuencias, pero el foco de la obra no es el género, que es otro tema entre muchos, y no se hace una crítica a la dicotomía de género o a la adhesión a los roles tradicionales.*
    *Esta es otra cosa que pienso: si en el mundo de una obra la dicotomía de género pierde importancia, un personaje femenino independiente no es feminista, puesto que ese tipo de activismo desaparece en su realidad. El worldbuilding de la obra tal vez lo es, pero en muchas ocasiones acaba siendo una simplificación de “en el futuro no habrá raza ni género” para comodidad de quien escribe. Otras sí que es una decisión consciente de querer evitar violencia sexual o que los personajes femeninos no accedan a la política, al ejército o a la élite científica.
    +
    2) Los personajes femeninos en la ciencia ficción y su caracterización (Dolores de Westworld, un personaje bastante ceñido a lo que se espera de ella por su género, por mucho que evolucione como personaje). Vivimos una buena época para analizar los roles de género en cualquier obra de ficción, pero lo de interpretar que la representación mejora me parece demasiado optimista. Un buen personaje femenino no es siempre una buena representación feminista.
    +
    3) La ciencia ficción feminista como subgénero, que por ignorancia identifico con algo más propio de escritoras de los 70, mucho más activista, centrado en la mujer, y no siempre, aunque a menudo, recreando sociedades diferentes desde un punto de vista utópico o distópico. No sé hasta qué punto se considera algo “cerrado” (como un golden age propio que ya tuvo lugar) o algo abierto pero que ya ha pasado de moda, pero aquí sí que creo que, de buenas a primeras, no me viene nadie a la cabeza como escritor (hombre) del subgénero. He de reconocer que por la tarea de divulgación del blog de SF Mistresses y en la novela corta, Sales parece que encajaría, si consideramos el subgénero algo vivo y todavía relevante (aunque haya pocas editoriales especializadas, por ejemplo).
    +
    4) Las obras en las que los personajes femeninos son complejos/están bien creados. Como Lola Robles pone de ejemplo a Miéville, añado que a veces los autores son feministas, pero eso no siempre se refleja en su obra.

    Entiendo que al mezclar obras, autores, caracterización y temas hay cierto espíritu de ser inclusivo en el artículo, pero se mezcla con comentarios reducidos en Twitter y a veces cuesta hacer una crítica buena al respecto.

    Finalizo la verborrea (muy desordenada) con un saludo y muchos ánimos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow! Muchas gracias por tu comentario. Mañana intentaré contestar con calma, porque me ha encantado y creo que mencionas muchos aspectos muy, muy interesantes. ¡Gracias!

      Eliminar
  6. Llevo varios días bastante desconectado y ni siquiera me enteré de la polémica que se había suscitado. Por mi parte sólo decir que aparte de la cantidad de información en lo que se refiere a literatura de ciencia ficción que nos brindas y por la cual yo me siento bastante en deuda, eres una de las personas más atentas y respetuosas con las que me he topado por las redes. Lamento mucho el malentendido y el enfrentamiento que ha tenido lugar y te mando muchos ánimos y fuerzas para que sigas aportando tanto como hasta ahora.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar