viernes, 7 de septiembre de 2012

Clarkesworld 64, Enero 2012

Llevo mucho retraso con la lectura de mis subscripciones a Clarkesworld (de la que ya realicé una introducción) y Lightspeed, algo que lamento enormemente, ya que me encanta el tipo de relatos que publican estas revistas. Por tanto, he decidido comenzar a reseñar sus números del año 2012 como una forma de forzarme a mí mismo a ponerme al día.

Comenzaré con el Clarkesworld 64 (Enero 2012) y me centraré en las tres historias incluídas en este número, que son las siguientes:  

"Scattered Along the River of Heaven" de Aliette de Bodard

La historia de Xu Anshi, poeta, hacker de bots y revolucionaria. Un relato maravilloso, hermosamente escrito y que induce a la reflexión, que me recuerda a "El día antes de la revolución" de Ursula K. Le Guin. En unas pocas páginas, de Bodard consigue contar una historia de traición y venganza, de cambio y tradición, de amor por el hogar y lucha por el poder, mientras provoca profundas emociones en el lector:
"Todos los hombres eran nada para el vasto universo"
Creo no equivocarme al decir que éste va a ser uno de los mejores relatos de 2012. Muy recomendado.
  
"What Everyone Remembers" de Rahul Kanakia:
  
En un mundo apocalíptico, una mujer trata de salvar a la humanidad creando una especie de insectos inteligentes que comparten sus memorias. La historia está contada desde el punto de vista del primero de estos insectos y, así, sólo podemos ver algunos fragmentos de lo que ha sucedido con nuestro mundo.
En este intrigante y profundamentamente interesante relato, el autor plantea una pregunta tremendamente inquietante:
"¿Nos han ayudado nuestro arte y nuestra literatura? No. Si sus descendientes crean un mundo mejor que el nuestro, lo harán gracias a su inhumanidad."
Esta es la primera historia de Kanakia que he leído pero realmente ha despertado mi interés y seguiré leyendo relatos suyos. 

"All the Painted Stars" de Gwendolyn Clare:

Ya me había gustado mucho "Perfect Lies" (incluído en el número de marzo de 2011 de Clarkesworld) que, de hecho, fue uno de mis relatos favoritos del año pasado, y Gwendolyn Clare nos presenta otra muy buena historia en "All the Painted Stars". Está contada en primera persona por un alien, el piloto de una extraña y maravillosa nave.

Este relato podría clasificarse como Space Opera pero también se centra en las dificultades del contacto entre dos especies: el alien protagonista y los humanos a los que salva de una batalla espacial. Me ha gustado mucho la historia, pero me sentí un poco decepcionado cuando terminó, porque me pareció demasiado corta. En realidad, creo que funcionaría perfectamente como el prólogo de una novela.

En resumen, este número de Clarkesworld es realmente recomendable, no sólo por la excelente historia de de Bodard, sino también por las otras dos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada