martes, 8 de mayo de 2012

Reseña de The Wandering Earth de Liu Cixin


Banda Sonora de la Reseña: Sugiero que leas esta reseña mientras escuchas "Blowin' in the Wind" de Bob Dylan (enlace de Spotify, enlace de Youtube).

Liu Cixin se está conviertiendo rápidamente en uno mis autores favoritos. Después de leer "Taking Care of God" y Mountain he leído The Wandering Earth y, de nuevo, estoy completamente asombrado. La imaginación de Cixin es es portentosa. Las imágenes de su obra son absolutamente impactantes. Su habilidad para provocar emociones poderosas en el lector, sin igual.

En The Wandering Earth, nuestro planeta se encuentra en peligro extremo. El Sol se ha vuelto inestable y se ha predicho que, en unos pocos años, una llamarada de helio quemará completamente todos los planetas del sistema solar. Bajo el Gobierno de la Unidad, todas las naciones de la Tierra han estado trabajando durante siglos con un único objetivo: transformar el planeta en una nave espacial gigante y comenzar un viaje de miles de años en busca de un nuevo sol.

Al comienzo de esta novela corta, somos testigos de la primera fase de esta transformación. Los Motores de la Tierra, gigantescos artefactos más altos que el Everest, han detenido el planeta y pronto lo pondrán en marcha en su viaje interestelar. Durante The Wandering Earth experimentamos estos increíbles sucesos vistos por un niño que no ha conocido otra cosa:
Nunca he visto la noche, ni he visto una estrella; no he visto la primavera, ni el otoño, ni el invierno. Nací al final de la Era del Frenado, justo cuando la rotación de la Tierra estaba llegando a su parada final.
En cuatro capítulos y sólo 50 páginas, Liu Cixin consigue contar una maravillosa historia de esfuerzo y perseverancia. Vemos maravillas y destrucción, prodigios y desesperación. Porque estos son tiempos de extrema dureza y necesidad, pero también de esperanza.
En la Era Pre-Solar nobleza significaba dinero, poder o talento, pero ahora hay que agarrarse solamente a la esperanza. La esperanza es el oro y las joyas de esta era.
No puedo recomendar suficientemente The Wandering Earth. Es ciencia ficción a su máximo nivel. Un relato lleno de sentido de la maravilla, pero también de profundas emociones humanas: melancolía, duelo y una fe inquebrantable en la capacidad de la humanidad para superar incluso el mayor de los obstáculos.

Confieso que, tras leer esta novela corta, tuve que contenerme y no ponerme a leer otra historia de Liu Cixin. Porque sólo encuentro un fallo en The Wandering Earth: ¡es demasiado corta! Pero solamente me quedan tres historias de Liu Cixin por leer (Devourer, The Micro-Age y Sun of China) y temo que llegue el momento en que se me acaben. Estoy deseando que traduzcan más de su trabajo. ¡Y pronto, por favor!

(You can also read this review in English/También puedes leer esta reseña en inglés)

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. No te parece que el hecho de ser chino, ha podido influir en el planteamiento de la sociedad, tipo cooperativismo/comunismo, todos a una; no veo un escritor occidental saltándose la individualidad de esta forma.

    ResponderEliminar
  2. Sí, no lo había pensado pero tienes toda la razón. Aunque hay un par de ocasiones en que se muestra que había facciones contrarias. Quizás esto se hubiera desarrolado más en una novela en vez de en una historia corta.

    ResponderEliminar