viernes, 3 de febrero de 2012

Los rumores de mi muerte han sido exagerados (y IV)

Última entrega de mi recomendación de 20 libros de ciencia ficción publicados en los últimos 20 años (aquí la primera, segunda y tercera parte de la lista). 

Muy pronto seré invencible (2007), de Austin Grossman. Quizás sea necesario estirar un tanto la definición de ciencia ficción para incluir el género de superhéroes, pero merece la pena cuando se trata de novelas como esta pequeña joya de Austin Grossman (curiosamente, hermano gémelo de Lev Grossman, autor de la excelente Los Magos  y de El bosque mágico que he reseñado recientemente). Con capítulos que van alternando entre los puntos de vista del villano y los superhéroes, esta obra deconstruye y reconstruye todos los tópicos del género con una narración ágil y una prosa brillante (echadle un vistazo a la primera página y entenderéis perfectamente de qué estoy hablando). Publicada en castellano por Mondadori, parece encontrarse descatalogada en la actualidad.

Anatema (2008), de Neal Stephenson (2008). Otro injusto perdedor en los Hugo (como en el caso de Visión Ciega) y otro increíble Tour de Force con algunas de las reflexiones filosóficas más interesantes y mejor enlazadas en la trama que se pueden encontrar. Es difícil elegir entre Anatema y Criptonomicón (en esta lista me obligo a mí mismo a escoger una única obra por autor), pero quizá Anatema esté más claramente encuadrada en la ciencia ficción, aun teniendo muchos toques de obra mainstream (en algunos momentos incluso recuerda a El nombre de la rosa). Una trama interesante con momentos realmente impactantes, mucha filosofía, diálogos brillantes y especulación de altos vuelos. Como único defecto, quizá algunos de los personajes secundarios no están tan desarrollados como deberían. Se puede comprar en la muy cuidada edición de Ediciones B.

El mapa del tiempo (2008), de Félix J. Palma. Una novela simplemente deliciosa. Combina un estilo preciosista con un innegable conocimiento del (y cariño al) género de la ciencia ficción. En sus páginas encontramos homenajes a Wells, Verne, Asimov incluso diría que a La mujer del viajero en el tiempo de Audrey Niffenegger. Original, tierno, sorprendente, irónico... una lectura imprescindible. Aprovecho para recordar que en Marzo haremos una lectura conjunta de su ¿precuela? ¿secuela? titulada El mapa del cielo, que será publicada en breve y promete ser igual de interesante. El mapa del tiempo se puede adquirir tanto en tapa dura como en bolsillo, editado en ambos casos por Alianza.

La chica mecánica (2009), de Paolo Bacigalupi. Uno de los más sobresalientes ejemplos de lo que se ha venido a llamar biopunk, ese subgénero de la ciencia ficción en el que abundan la biotecnología y las reflexiones sobre la ecología. Con una ambientación que recuerda a El río de los dioses de Ian McDonald (incluso me atrevería decir que aún mejor conseguida) la historia se mueve entre conspiraciones políticas y planes de megacorporaciones en una Tailandia de un futuro no muy lejano. Tengo especial cariño a esta obra porque en mi primera participación en los Premios Hugo mi voto contribuyó a que se alzará con el galardón en la categoría de novela ex-aequo con The City & The City de China Miéville (que quizá hubiera incluído en esta lista de estar ya publicada en castellano). Está disponible en papel y en ebook (Kindle y epub).

Ready Player One (2011), de Ernest Cline. Posiblemente la novela más divertida que he leído en mi vida. Reconozco que no es perfecta, ni mucho menos, pero pocas veces me he visto tan enganchado a una lectura. Con una ambientación de novela juvenil distópica (que parece estar muy de moda últimamente) se narra una historia plagada de referencias a la cultura pop (y geek) de los años 80, lo que hace su lectura aún más especial para aquellos que crecimos en esa época. Perfecto ritmo, personajes carismáticos aunque un tanto esteroetipados, acción a raudales, batallas de robots gigantes... Lo tiene todo para sumergirse y, simplemente, disfrutar. Se puede adquirir en la reciente edición en castellano de Ediciones B (aunque recomiendo leer algunas palabras de advertencia sobre su traducción).

Con esto concluyo esta lista con la que, estoy seguro, no todo el mundo estará de acuerdo (ni siquiera yo mismo, posiblemente, dentro de un tiempo). Habrá quien eche en falta a algunos autores (Banks, Willis, Bujold, Miéville, Vinge...) o quien seleccionaría una obra distinta de escritores que sí están incluídos. En cualquier caso, creo que eso no viene más que a reforzar el argumento que intentado defender en esta serie de entradas: que la ciencia ficción está muy, pero que muy viva. Y que lo siga estando por muchos años.

10 comentarios:

  1. El Mapa del Tiempo caerá próximamente (aunque después de El Mapa del Cielo). El de Grossman lo tengo hace un tiempo después de otra recomendación tuya, a ver cuando llego a él. El resto están leídos y estoy de acuerdo al 100% con su inclusión en la lista.

    Gran serie de artículos, por cierto. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. Creo que ambos (el de Grossman y el de Palma) te van a gustar mucho.

    Me encanta que estés tan de acuerdo conmigo, pero la verdad es que yo esperaba con ganas un poco de polémica }:-)

    Y gracias por la enhorabuena, me alegro de que te hayan gustado estos artículos.

    ResponderEliminar
  3. Coincido contigo en muchas de tus apreciaciones.

    RPO es una de las novelas más divertidas que he leído, y aunque adolece de unas cuantas cosas, su extremo entretenimiento lo compensa (a ver qué tal la película, tengo curiosidad).

    No tenía ni idea de que los Grossman eran gemelos. De hecho, no sabía ni que estuvieran relacionados.

    La chica mecánica me gustó mucho, aunque me temo que no tanto como a ti.

    El mapa del tiempo está escrito de una manera que le hace ganar mucho... ¿encanto?

    Una genial serie de entradas, felicidades :)

    ResponderEliminar
  4. La familia Grossman parece tener un gen de la creatividad: su madre es novelista, su padre poeta y tienen otro hermano que es escultor. Ahí es nada.

    A mí La chica mecánica me parece un perfecto ejemplo de la evolución que ha seguido la CF en los últimos tiempos: estilo literario mucho más cuidado, personajes moralmente ambiguos, preocupación por temas ecológicos y económicos... En ese sentido creo que se gana perfectamente el puesto en la lista, aunque entiendo que se crearon muchas expectativas y puede defraudar un poco.

    Me alegro de que estas entradas te hayan gustado, muchas gracias :)

    ResponderEliminar
  5. A mi desde luego la novela que más me falta es La Estación de la Calle Perdido, que no es CIFI clásica pero que a tenor de otras novelas seleccionadas no desentonaría. Su ambientación es brutal y me parece que no puede faltar en un top 20.

    Krackk

    ResponderEliminar
  6. A mí LA estación... no me acabó de convencer, pero reconozco que Miéville es uno de los autores más influyentes en la CF y la fantasía de los últimos años. Como digo al hablar de La chica mecánica, si The City & The City ya estuviera traducido, quizá le hubiera hecho un hueco.

    Aún así, algo de Miéville habrá la próxima semana en este mismo blog, estén atentos a sus pantallas ;)

    ResponderEliminar
  7. A mi si que me gusta mucho Miéville, pero la verdad es que creo que cualquiera de sus tres últimos (Kraken, The City & The City, Embassytown), aún por traducir, supera a La Estación de Calle Perdido. Lo cual no quita que esa sea muy buena novela y también creo que no sobraría en la lista de Odo.

    ResponderEliminar
  8. Sí, a mí también Kraken, The City & The City y Embassytown me parecen mejores que La estación de la calle Perdido.

    ResponderEliminar
  9. Buenas, debes ser el único que tiene su blog activo de la vieja guardía, jeje.

    Te guardo en favoritos y espero seguirte.

    Al caso. Me ha gustado tu lista porque la veo muy personal; no es la típica lista con los mismo libros de siempre. Aún así, hay libros de esos que siempre salen que son, en mi opinión, imprescindibles:

    - La estación de la calle Perdido. Este libro está por encima del bien y del mal. Es una obra magna, referente absoluto en los últimos años. Es difícil imaginar un libro con una personalidad propia tan fuerte hoy en día. En algunas partes parece hasta exhibicionista, como cuando Michael Jordan se gustaba y hacía cosas para humillar a los rivales. Es un despliege de talento como pocas veces se ha visto antes.

    - Nunca me abandones. Este es lo contrario a La estación. Un autor de un talento increible, pero mostrandolo con contención, como sin querer hacer ruído. Creo que es el libro que más me ha emocionado nunca, y eso, sin caer en la sensiblería barata.

    - La cultura. Como ya la conoces, no te voy a contar nada. Pero, ¿no te gusta? ¿por qué? Creo que de esto ya hemos hablado alguna vez, pero, la verdad, no me acuerdo. XD

    Por cierto, al final, con unos años de retraso, te hice caso. Me he leído del tirón: El vacio de los sueños, La estrella de Pandora y ahora estoy con Judas desencadenado. Y lo estoy disfrutando mucho. Sin parecerme novelas excelsas (en mi opinión bastante inferiores a Banks), son muy adictivas.

    ¿Y a Richard Morgan? ¿Has leído Carbono alterado?

    Un saludo, nos leemos.

    P.D.: De La mujer del viajero en el tiempo, me abstengo de opinar. Mantendré las formas. XD

    ResponderEliminar
  10. Cloud: Me alegro de verte por aquí :)

    Aunque yo sea de la vieja guardia, el blog es más bien reciente, así que no tiene demasiado mérito que esté activo. A ver dentro de unos añitos :)

    En cuanto a las "omisiones" de la lista:

    De La Cultura habría añadido Surface Detail de estar publicada en castellano, porque es la que me gusta (con diferencia) de las que he leído.

    Nunca me abandones no me pareció creíble (como hemos hablado alguna vez por distinto foros) y me decepcionó un poco.

    La estación de la calle Perdido ni siquiera me parece que sea CF, así que ni la consideré para la lista. En cualquier caso, tengo que decir que posiblemente sea el libro de Miéville que menos me gusta de los que he leído. Si Embassytown estuviera en español la hubiera añadido sin duda alguna, pero... Por cierto, ya que te gusta Miéville, no dejes de escuchar el episodio 3 del podcast de los VerdHugos, que podríamos decir que es un "Especial Miéville"

    Carbono alterado me gustó, pero no me entusiasmó, como también hemos hablado en alguna ocasión (creo recordar que fue uno de los libros del club de lectura de sedice en su día).

    Y sobre La mujer del viajero en el tiempo ya sé tu opinión y no la comparto :)

    Saludos y gracias por comentar :)

    ResponderEliminar