jueves, 23 de octubre de 2014

The Magician's Land, de Lev Grossman

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Never Ending Story de Limahl (Spotify, YouTube).

Aunque me gustó bastante The Magician King, confieso que no entendí mucho la necesidad del libro cuando se publicó. The Magicians no sólo era una mejor novela, sino que funcionaba perfectamente por sí mismo y no pedía una secuela. Afortunadamente, The Magician's Land, la tercera entrega de la saga, da un nuevo significado a los dos libros anteriores y es un perfecto cierre para la trilogía.

The Magician's Land es, una vez más, una obra muy meta-literaria. Por supuesto, los paralelismos con las sagas de Harry Potter y Narnia siguen siendo evidentes y centrales para la trama. Pero también hay elementos tan dispares como referencias a Shakespeare que homenajean (explícitamente) a Charlie y la fábrica de chocolate Factory. Y, especialmente, me fue imposible evitar encontrar una gran similitud con muchos de los temas principales de La historia interminable.

The Magician's Land es, sobre todo, una historia sobre la aceptación. Sobre afrontar la vida, en toda su crueldad y toda su gloria. Como lo plantea uno de los personajes:
It was so utterly pointless. Maybe that's what the ghost was trying to teach her: it's all pointless. Fate is coming whatever you do, so quite wriggling around, it's already making you look more ridiculous than you already do. We're all ghosts here, you just don't look like one yet.
O, más tarde:
It was funny about magic, how messy and imperfect it was. When people said something worked like magic they meant that it cost nothing and did exactly what you wanted it to. But there were lots of things magic couldn't do. It couldn't raise the dead. It couldn't make you happy. It couldn't make you good-looking. And even with the things it could do, it didn't always do the right. And it always, always cost something.
Percibiréis aquí algo del cinismo (nihilismo, casi) que estaba presente en los dos libros anteriores. The Magician's Land está, sin embargo, mucho más abierta a la esperanza que las otras dos novelas. No porque las decisiones sean ahora más sencillas para Quentin y sus amigos, sino porque han crecido y están aprendiendo a aceptar la vida como adultos, con lo bueno y con lo malo, sin tratar de esquivar las responsabilidades con un truco de magia fácil y sin esfuerzo. No hay respuestas fáciles a los problemas de la vida y ellos están empezando a darse cuenta y a aceptarlo:
"No." Quentin closed his eyes. "I still have no idea what magic is for. Maybe you just have to decide for yourself. But you definitely have to decide. It's not for sitting on my ass, which I now because I've tried that. Am I making any sense?"
The Magician's Land es una historia sobre la maduración personal, pero no es la típica historia de crecimiento. Quentin ya no es un quinceañero y ha conocido íntimamente el dolor y la pérdida. Pero ése no es el final de la historia. La decisión de Grossman de llevar a los personajes un paso más allá es de lo más acertada y hace que el libro sea mucho más interesante. En ese sentido, la parte final de la novela es simplemente excelente, aportando un cierre no sólo a todas las tramas abiertas sino también, y lo que es más importante, al desarrollo de los protagonistas.

El libro también tiene mucho más humor que las entregas anteriores. Los diálogos son, algunas veces, realmente divertidos y algunos de los personajes (Janet, especialmente) son casi auto-paródicos. Esto hace que el tono del libro sea más ligero pero sin perder profundidad ni sentido. De hecho, mi impresión es que Grossman ha crecido como escritor y la prosa es la mejor de la serie hasta el momento.

Pese a todas sus virtudes, el libro también tiene algunos problemas menores. La primera parte del libro es un tanto inconexa, con tres tramas diferentes desarrollándose en paralelo y con mútiples flashbacks. Hay también algunas escenas que podrían haber sido recortadas sin perder mucho, haciendo que la novela fuera más compacta. Y al menos unos de los giros finales se ve venir desde kilómetros de distancia. Muchos de estos problemas se ven redimidos al final del libro, pero el lector debe hacer un acto de fe en que Grossman va a ser capaz de atarlo adecuadamente todo (cosa que hace casi a la perfección).

En definitiva, recomiendo especialmente The Magician's Land. Quizá no sea tan buena como The Magicians, pero pienso que es bastante mejor que The Magician King y una muy satisfactoria conclusión para la trilogía. Si habéis leído las dos primeras entregas, creedme cuando digo que no vais a querer perderos ésta.

The Magician's Land, by Lev Grossman

(Disclaimer: English is my second language, so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks.)

Review Soundtrack: I suggest reading this review while listening to Never Ending Story by Limahl (Spotify, YouTube).

Although I enjoyed The Magician King quite a lot, I confess that I didn't see the point of the book when it was published. The Magicians was not only a better novel, but one that perfectly stood on its own and didn't ask for a sequel. Fortunately, The Magician's Land, the third installment of the saga, gives new meaning to the two previous books and is a perfect ending for the trilogy.

The Magician's Land is, again, a highly meta-literary book. Of course, the parallelism with the Harry Potter and Narnia sagas are evident and central to the plot. But there are also such disparate elements as references to Shakespeare and scenes that pay (explicit) homage to Charlie and the Chocolate Factory. And, especially, I couldn't help finding a strong resemblance to some of the main themes and topics of Michael Ende's The Neverending Story.

The Magician's Land is, above all, a story about acceptance. About facing life, in all its cruelty and all its glory. As one of the characters puts it:
It was so utterly pointless. Maybe that's what the ghost was trying to teach her: it's all pointless. Fate is coming whatever you do, so quite wriggling around, it's already making you look more ridiculous than you already do. We're all ghosts here, you just don't look like one yet.
Or, later:
It was funny about magic, how messy and imperfect it was. When people said something worked like magic they meant that it cost nothing and did exactly what you wanted it to. But there were lots of things magic couldn't do. It couldn't raise the dead. It couldn't make you happy. It couldn't make you good-looking. And even with the things it could do, it didn't always do the right. And it always, always cost something.
You will notice here some of the cynicism (nihilism, even) that was present in the previous two books. The Magician's Land is, however, much more open to hope than the other two novels. Not because decisions are now easier for Quentin and his friends, but because they have grown up and are learning to accept life as adults, with its good and its bad, not trying to dodge responsibilities with an easy and effortless magic trick. There are no easy answers to life's problems and they are beginning to realize and to come to terms with the fact: 
"No." Quentin closed his eyes. "I still have no idea what magic is for. Maybe you just have to decide for yourself. But you definitely have to decide. It's not for sitting on my ass, which I now because I've tried that. Am I making any sense?"
The Magician's Land is a story about growing up, yes, but it is not your typical coming of age story. Quentin is not a teenager anymore, and he intimately knows pain, loss and grief. But that is not the end of the story. Grossman's decision to take his characters a step further is right on spot and makes the book so much more interesting. In that sense, the final part of the novel is just excellent, given closure not only to all the open threads but also, and more importantly, to the development of the characters. 

The book has also much more humor than the previous installments. The dialog is, sometimes, really funny and some of the characters (Janet, especially) are almost self-parodic. This lightens the tone of the novel without making it less profound or meaningful. In fact, I found that Grossman has evolved as a writer and the prose is the best in the series so far. 

For all its virtues, the novel also has some minor problems. The fist half of the book is a bit disjointed, with three different and parallel plots and multiple flashbacks. There are some scenes that could have been edited without loosing much, making the novel tighter. And at least one the final twists can be seen coming from a mile away. Many of these issues are redeemed by the end of the book, but the reader has to faith in Grossman's to tie everything up (which he does almost perfectly). 

All in all, I highly recommend The Magician's Land. It may not be as good as The Magicians, but I think it is way better than The Magician King and a very satisfying conclusion to the trilogy. If you have read the first two installments, believe me, you don't want to miss this one. 

miércoles, 22 de octubre de 2014

Novedad: Bathing the Lion, de Jonathan Carroll

Ya está a la venta Bathing the Lion, una nueva novela de Jonathan Carroll después de un parón de seis años. Ésta es su sinopsis:
In Jonathan Carroll's surreal masterpiece, Bathing the Lion, five people who live in the same New England town go to sleep one night and all share the same hyper-realistic dream. Some of these people know each other; some don’t.

When they wake the next day all of them know what has happened. All five were at one time “mechanics,” a kind of cosmic repairman whose job is to keep order in the universe and clean up the messes made both by sentient beings and the utterly fearsome yet inevitable Chaos that periodically rolls through, wreaking mayhem wherever it touches down—a kind of infinitely powerful, merciless tornado. Because the job of a mechanic is grueling and exhausting, after a certain period all of them are retired and sent to different parts of the cosmos to live out their days as "civilians." Their memories are wiped clean and new identities are created for them that fit the places they go to live out their natural lives to the end.

For the first time all retired mechanics are being brought back to duty: Chaos has a new plan, and it's not looking good for mankind...

martes, 21 de octubre de 2014

Ebook en oferta: Infernal Devices, de K.W. Jeter

En estos momentos se puede adquirir en Amazon España el ebook Infernal Devices, de K.W. Jeter, al precio promocional de 1,49€. 

Ésta es la sinopsis de la novela:

WHEN GEORGE’S FATHER DIED, HE LEFT GEORGE HIS WATCHMAKER SHOP – AND MORE. 
But George has little talent for watches and other infernal devices. When someone tries to steal an old device from the premises, George finds himself embroiled in a mystery of time travel, music and sexual intrigue. The classic steampunk tale from the master of the genre. 
With a new introduction by the author, and an afterword by Jeff VanderMeer.

Tres novedades en Nevsky

Ediciones Nevsky ha puesto a la venta tres interesantes libros. Bajo estas líneas podéis ver los títulos, sinopsis y precios:


Retrofuturismos: Antología Steampunk, selección de Marian Womack (432 páginas, 22€)

El steampunk español se ha hecho mayor. Sin dejar de rendir homenaje a las postales victorianas y a los maestros del proto-steampunk en los que se inspiraron sus paisajes de bielas, engranajes y turbinas a vapor, los escritores españoles del género han interiorizado la estética y la ideología del steampunk para narrarnos momentos claves de nuestra historia moderna, el auge de nuevos movimientos sociales, o denunciar la injusticia social. El steampunk está aquí para quedarse. Y su fórmula de nostalgia por un pasado “inventado” junto a su inclinación por la rebelión, por la revolución (el “punk” que acompaña al “steam”) quizá sea la forma más sincera de hacernos pensar de dónde venimos y de hacernos reflexionar hacia donde vamos.
Relatos de: Félix J. Palma; Sofía Rhei; Guillermo Zapata; Laura Fernández; Rubén Sánchez Trigos; Cristina Jurado; Jesús Cañadas; Noemí Sabugal; Alfredo Álamo; Rafael Marín; Rocío Tizón; Luis Guallar; Sergio Lifante; Ángel Luis Sucasas; Francisco Miguel Espinosa; Joseph Remesar.

La glándula de Ícaro, Anna Starobinets  (240 páginas, 20€)

En su nueva colección de relatos, Anna Starobinets vuelve a llevarnos de la mano a los paisajes reales y mentales sutilmente alterados que destacaban en su primera colección, Una edad difícil. El subtítulo del volumen es El libro de las metamorfosis, y uno de sus principales temas es el cambio y la transformación, los horrores que conllevan, pero también la liberación que pueden aportar. 
Los relatos nos presentan versiones del mundo en el que vivimos, sutilmente transformadas en algo distinto, o bien nos descubren extraños submundos escondidos bajo una superficie aparentemente normal. Extrañas operaciones, productores de cine cuya humanidad es cuestionada, los sueños y su conexión con el infierno... En este libro Anna Starobinets expande y consolida su personalísima ficción especulativa de corte psicológico, una guía de valor incalculable para ententer el mundo cada vez más extraño en el que estamos obligados a vivir.

El joven Moriarty y los misterios de Oxford, Sofía Rhei (208 páginas, 17€)

Todos los lugares esconden misterios, pero la ciudad de Oxford, con sus museos secretos y sus peculiares profesores, es más abundante en enigmas que casi cualquier otra. 
James Moriarty tiende a meterse en líos con la mínima excusa. Pero cuando se encuentra con niñas que ven duendes, con estudiantes tramposos, con el mazo de llaves que todo lo abre y con sospechosos que utilizan el aire como arma... son los líos los que llegan a él. Un nuevo y desternillante misterio del niño más malo del siglo xix.

lunes, 20 de octubre de 2014

Ebook gratis: Age of Witches, de Sergey y Marina Dyachenko

En estos momentos se puede descargar gratuitamente en Amazon España el ebook Age of Witches, de Sergey y Marina Dyachenko. Ésta es su sinopsis:
Is it easy to be a witch? Who can, and more importantly, who would want to understand her: this evil otherworldly creature, the symbol of promiscuity and whimsy? The symbol of the Woman?

Is it easy to be the Great Inquisitor? Who can, and more importantly, who would want to understand him, a heartless executioner, carrying out the will of the Inquisition? What would happen if the souls of these two, as incompatible as ice and fire, come into contact?

The novel THE AGE OF WITCHES contains several winningly rare combinations: that of a thriller, detective and melodrama, Western traditions and Eastern European textures. The epic scope of events and tension go hand in hand with the intense psychological twister representing the characters’ inner lives. An element of mystery allows for a new approach to the ancient questions.

What makes the novel unique? The dense atmosphere of a modern city is invaded by the poetry of folk demonology. The characters abide by the cruel laws of nuclear society, and by those of a mythical world. This is a book about love, but also about the price of freedom, and the meaning of life. It is about what can save our world from being suffocated by contradictions and hate.

El Leviatán de Babel, de Hagar Yanai

Banda sonora de la reseña: Sugiero leer esta reseña escuchando Rivers of Babylon de Boney M. (Spotify, YouTube). 

El Leviatán de Babel, de Hagar Yanai, es el título con el que hoy Ediciones Pàmies inaugura su nueva colección de literatura fantástica. Yanai es una escritora israelita prácticamente desconocida en nuestro país, por lo que la apuesta se antoja tan valiente como arriesgada. Pero puedo afirmar, una vez leída la novela, que también es bastante acertada. 

La novela tiene un marcado tono juvenil, pero además toma elementos de los cuentos populares y de hadas y, por supuesto, de diversas mitologías "exóticas" (al menos desde nuestro punto de vista). Asimismo, la trama combina la fantasía tradicional (con sus magos, sus imperios y sus princesas) con la distopía, e incluso con unas gotas de ciencia ficción, de fantasía urbana y de algo que recuerda al dreampunk.

La pregunta natural es, por tanto, qué tal funciona esta dispar combinación. Y la respuesta es que, en su mayor parte, lo hace sorprendentemente bien. La historia se articula en varias tramas paralelas que se van entrecruzando (a veces de forma más forzada, a veces menos) y separando, y que siguen a los personajes principales: Yonatán, Ela, Ninó y Hilel. Estos cuatro jóvenes protagonistas siguen algunos de los clichés más utilizados en el género fantástico: los valientes niños que se ven transportados a un mundo fantástico para encontrar la forma de ayudar a sus padres, la princesa huérfana que se ve manipulada por los poderes políticos de la corte, el rebelde que organiza la resistencia contra el malvado Imperio... Pese a ser un tanto típicos, resultan suficientemente carismáticos para que nos interesemos por su historia desde un principio.

Uno de los puntos más fuertes de la novela es, sin duda, la mitología que Yanai crea para su particular Imperio de Babel. El Zigurat de los Cielos, la Biblioteca de Nínive, los Jardines Colgantes de Babilonia, la diosa Tiamat, variados demonios, sílfides... Elementos de las tradiciones hebrea, sumeria y babilónica que se juntan con otros imaginados por la propia autora para crear una cosmogonía sugerente y original. 

La prosa es, además, fresca y ágil (abundan expresiones como "mola" o "dabuti"), pero sin renunciar en ningún momento a las metáforas, que son coloristas y aportan un toque muy personal a la obra. Abundan también los momentos de humor, especialmente en los diálogos, que son naturales y, en ocasiones, francamente inteligentes. 

El libro tiene, sin embargo, algunos handicaps importantes. Por un lado, no se trata de una obra autoconclusiva, sino del inicio de una trilogía de la que, además, parece que por el momento sólo se han publicado los dos primeros volúmenes (El Leviatán de Babel vio la luz en la edición original en hebreo en 2006 y su secuela en 2008). Por otro, y como ya he mencionado más arriba, la novela es claramente de orientación juvenil. Esto, evidentemente, no tiene nada de malo en sí mismo, pero mi impresión es que ni la portada elegida (que, por otro lado, me gusta mucho) ni la sinopsis lo dejan suficientemente claro y puede que algunos lectores (al menos fue mi caso) se vean sorprendidos con lo que se encuentren en el libro. En particular, hay algunas escenas (estoy pensando especialmente en una que involucra cierta tarta gigante) que se adentran casi más en lo infantil que en lo juvenil. 

El Leviatán de Babel es, en definitiva, una novela original, divertida, fresca y muy entretenida. Recomiendo su lectura, siempre teniendo presente que es una novela juvenil con todo lo que eso implica (no esperéis encontrar aquí ni la sangre del grimdark de Martin y compañía ni el cinismo de un Lev Grossman) y que a veces el tono es muy, muy ligero, casi infantil. Pese a ello, me parece una buena noticia que Pàmies se haya decidido a ofrecernos esta obra en español. Espero con ganas saber cuándo podremos leer su continuación y, por supuesto, estoy intrigado por descubrir qué otras sorpresas nos deparará esta nueva colección de fantasía.